Categorías
Shōbōgenzō

Nacimiento y muerte [Shōbōgenzō Shōji]

Nacimiento y muerte

[Ensayo Shōbōgenzō Shōji (1) de Eihei Dōgen Zenji]

 

1

«Puesto que un buda aparece en el nacimiento y muerte, no hay nacimiento y muerte». (2)

También se dice: «Puesto que un buda no aparece en el nacimiento y muerte, un buda no es engañado por el nacimiento y muerte». (3)

Estas expresiones son la esencia de las palabras de dos maestros Zen, Jiashan y Dingshan (4). Definitivamente no deberías despreciarlas, porque son las palabras de aquellos que alcanzaron la Vía.

 

2

Aquellos que quieren liberarse del nacimiento y muerte deberían comprender el significado de estas palabras. Si buscas un buda fuera del nacimiento y muerte, será como intentar ir al país sureño de Yue con tu lanza apuntando hacia el norte, o como intentar ver el Carro mientras estás mirando hacia el sur; provocarás que tú mismo permanezcas aún más en el nacimiento y muerte y pierdas la Vía de la emancipación.

Simplemente comprende que el nacimiento-y-muerte es en sí mismo el nirvāṇa. No hay tal cosa como el nacimiento y muerte que deba ser evitado; no hay tal cosa como el nirvāṇa que deba ser buscado. Solo cuando te das cuenta de esto eres libre del nacimiento y muerte.

 

3

Es un error suponer que el nacimiento se convierte en muerte. El nacimiento es una fase que es un período completo en sí mismo, con su propio pasado y futuro. Por esta razón, en el dharma del Buda el nacimiento es entendido como no-nacimiento. La muerte es una fase que es un período completo en sí mismo, con su propio pasado y futuro. Por esta razón, la muerte es entendida como no-muerte. (5)

En el nacimiento no hay nada salvo nacimiento y en la muerte no hay nada salvo muerte. Por tanto, cuando llegue el nacimiento, afronta y actualiza el nacimiento, y cuando llegue la muerte, afronta y actualiza la muerte. No los evites ni los desees.

 

4

Este nacimiento y muerte es la vida del Buda. Si intentas rechazarlo perderás la vida del Buda. Si te aferras a ello, intentando permanecer en ello, también perderás la vida del Buda, y lo que quede será la mera forma del Buda. Solo cuando no detestes el nacimiento y muerte ni lo anheles, entrarás en la mente del Buda.

Sin embargo, no analices ni hables de ello. Simplemente deja a un lado el cuerpo y la mente, olvídate de ellos y arrójalos a la casa del Buda; entonces todos es hecho por el Buda. Cuando entiendes esto, te liberas del nacimiento y muerte y te conviertes en un buda sin esfuerzo ni cálculo. ¿Quién entonces continúa pensando?

 

5

Hay una forma sencilla de convertirse en un buda. Cuando te abstengas de acciones dañinas, no te apegues al nacimiento y muerte, y seas compasivo con todos los seres sensibles, respetuoso con los mayores y amable con los jóvenes, sin rechazar ni desear nada, sin concebir pensamientos ni preocupaciones, serás llamado un buda. No busques nada más.

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Moon in a Dewdrop», Writings of Zen Master Dogen, Editor Kazuaki Tanahasi, San Francisco: North Point Press, 1985. Shōbōgenzō Shōji translated by Arnold Kotler and Kazuaki Tanahashi).

Esta traducción está disponible en formato PDF (2 hojas): Shōbōgenzō Shōji · Nacimiento y muerte.

Nacimiento y muerte [Shōbōgenzō Shōji]
Imagen de Declan Doran en Pixabay

– Notas –

(1)

Ensayo del Shōbōgenzō no fechado. No incluido por Dōgen en la versión inicial ni en la posterior del Shōbōgenzō. Guardado en el tesoro de Eihei-ji como parte de la versión de veintiocho fascículos conocida como el «Shōbōgenzō secreto». Incluido en la versión de noventa y cinco fascículos de Kōzen en 1690.

(2)

Capítulo 7 de la «La transmisión de la lámpara Jingde» [Keitoku Dentō-roku].

(3)

Capítulo 7 de la «La transmisión de la lámpara Jingde» [Keitoku Dentō-roku].

(4)

Dingshan Shenying (Ting-shan Shen-ying, Jozan Shin’ei), 771-853. Discípulo en el Dharma de Guishan Lingyou.

(5)

«No-nacimiento, no-muerte» (fushō fushi en japonés). Nacimiento y muerte como experiencia del nirvāṇa.

Nirvāṇa (Sánscrito, nehan en japonés). El estado de iluminación alcanzado por el Buda Śākyamuni o por cualquier otro buda. Literalmente, extinción del fuego, queriendo decir extinción de los deseos, o liberado del ciclo de nacimiento, muerte y renacimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *