Categorías
Eihei Kōroku Volumen 10

Versos para las doce horas

Versos para las doce horas (1) (Eihei Kōroku, Volumen 10)

Medianoche; Hora de la Rata [alrededor de las 11pm – 1am]

114. El bárbaro sabe que todavía no ha llegado,
pero aún así tiene comprensión,
No te preguntes por el manto transmitido antes de medianoche.
Siéntate cortando lo aparente en su interior,
junto con la realidad que llega. (2)
Dale la vuelta a esto, haz tu cama y duerme.

 

El gallo canta; Hora del Buey [alrededor de las 1 – 3am]

115. El cuerpo entero se parece al yo, y es el cuerpo entero.
¿Cómo puedes hacer que el cuerpo entero renueve un sueño solitario?
La barriga del Buda y las entrañas del ancestro son ambas vigorosas.
Cubierto con pelo y coronado con cuernos,
vemos lo distante y profundo. (3)

 

Antes del amanecer; Hora del Tigre [alrededor de las 3 – 5am]

116. Ahora mismo el yo no puede ser engañado.
Seis orejas, siete agujeros, ocho cavidades… ¡Escucha! (4)
Sin una boca, el martillo de hierro simplemente exhala.
Aún así, todos vosotros exclamáis sobre la iluminación
con el lucero del alba. (5)

 

Amanecer; Hora del Conejo [alrededor de 5 – 7am]

117. Negociando con tus ojos, nos vemos uno a otro.
Perforando tus propias fosas nasales, ¿cuántas miles de veces?
Esperando la luz diurna en la noche nevada, ¿no hacía frío en el valle? (6)
El sol que nace es el vientre de la luz solar.

 

Hora del desayuno; Hora del Dragón [alrededor de las 7 – 9am]

118. Come la sala de los monjes; traga la sala del Buda.
Mente noble, el estómago vacío ama las nubes y la niebla.
Presentando el cuenco en la India, impregnándolo en Corea,
sin visitar a Zhaozhou, lleno con arroz y té.

 

Media mañana; Hora de la Serpiente [alrededor de las 9 – 11am]

119. Yendo más allá, asintiendo con la cabeza, el dragón llega al agua.
Cuerpo y mente hablan juntos; la hierba se encuentra con la primavera.
Cuestionando y descubriendo, no hay otra cara.
Derribando a lo largo y a lo ancho, sin una mota de polvo.

 

El sol en el sur; Hora del Caballo [alrededor de las 11am – 1pm]

120. Este sol en esta fase is igualmente brillante y oscuro.
Agua reluciente y colores de primavera brillan y saturan el cielo.
Aunque he estado vendiendo, también compro.
En el mercado no se hurta, no se habla de mérito.

 

Sol reflejado; Hora de la oveja [alrededor de las 1 – 3pm]

121. Dentro del ojo de la cara de sol hay una cara de luna redonda (7)
Cogiendo un sutra para engañar a tus ojos, tus ojos se convierten en un sutra. (8)
Con estudio y maestría, en última instancia no hay nada ahí fuera;
Nubes en el cielo azul, agua en una jarra. (9)

 

Por la tarde; Hora del Mono [alrededor de las 3 – 5pm]

122. Un pie pasa sobre los océanos y las montañas.
Un puño impecable despierta nubes negras.
De repente una tormenta retumba y se estrella.
El reflejo mientra simplemente te sientas juega con el espíritu interior. (10)

 

Atardecer; Hora del Gallo [alrededor de las 5 – 7pm]

123. Qué estúpido considerar a tu hijo como un ladrón. (11)
Una aspiración de despertar para alcanzar los cielos es sincera. (12)
Si quieres estudiar el significado exacto,
Una mata de calabaza está enredada con una mata de calabaza. (13)

 

Crepúsculo; Hora del Perro [alrededor de las 7 – 9pm]

124. ¿Cómo un perro podría no tener naturaleza de perro?
Un cuerpo entero de rana es como una rana.
Un chino descalzo aprende el caminar chino;
Los persas del océano del sur ofrecen marfil. (14)

 

La gente se acomoda; Hora del Jabalí [alrededor de las 9 – 11pm]

125. Aceptar frases [de enseñanza] luego
no es verdaderamente asombroso.
Presentar algo antes de que funcione es saber con naturalidad.
Las personas con espíritus elevados tienen un ojo en la punta de su lengua.
Un cachorro de león regresa otra vez para derrotar a su enemigo. (15)

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»).

Este texto está disponible en PDF (5 hojas): Versos para las doce horas de Eihei Dōgen

Versos para las doce horas - Eihei Kōroku - Volumen 10
Imagen de Phạm Quốc Nguyên en Pixabay

– Notas –

(1)

En el sistema chino había doce horas en el día, correspondientes a los doce animales del zodiaco chino. Aquí Dōgen ofrece versos sobre las actividades del horario monástico a lo largo del día. Varios maestros chinos escribieron colecciones de versos similares sobre las doce horas antes de Dōgen. Por ejemplo, puedes leer los divertidos versos de Zhaozhou haciendo clic en el siguiente enlace: «Canto para las doce horas del día«.

(2)

«Lo aparente en su interior, junto con la realidad que llega» es un referencia abreviada a la enseñanza de los cinco grados de Dongshan [Liangjie – Tōzan Ryōkai], el fundador de la escuela Sōtō china. Se trata de cinco interrelaciones entre los aspectos real y aparente (descriptibles también como lo supremo y lo fenoménico, o lo universal y lo particular) en nuestra vida y en nuestra práctica. Estas cinco se han descrito de varias formas, una de ellas es: lo aparente dentro de lo real, lo real dentro de lo aparente, viniendo de dentro de lo real, yendo dentro de ambos, lo aparente y lo real, y llegando dentro de ambos a la vez. Véase: [Cultivating the Empty Field, Leighton, págs. 8-11, 62, 76-77; Dialectical Aspects in Buddhist Thought: Studies in Sino-Japanese Mahāyāna Idealism, Alfonso Verdu (Lawrence: Center for East Asian Studies, University of Kansas, 1974]; y Record of Tung-shan, Powell, págs. 61-62].

(3)

La última línea del texto es la versión en caracteres chinos de la versión Monkaku y es la que adopta Manzan. Si se lee de la furigana (indicaciones adicionales) en la versión Monkaku, que podrían ser del propio Dōgen, se leería: «Cuando está cubierto con pelo y coronado con cuernos, ¿cómo puedes ver lo distante y profundo?» La segunda versión, en forma de pregunta, enfatiza la no-dualidad o distinción entre lo distante y profundo para todos los monjes que duermen en la sala de los monjes en esta hora. La versión dada en el texto implica que tanto el cuerpo del Buda como el cuerpo kármico coexisten.

(4)

Las seis orejas se refieren a los seis órganos de los sentidos, incluyendo la facultad mental que observa los objetos del pensamiento. Los siete agujeros se refiere a los orificios del cuerpo. Por tanto realmente esto implica el cuerpo entero.

(5)

El final de la tercera línea se podría leer como «el martillo de hierro que libera energía». El sujeto de la última línea se podría leer como «la gran persona» en vez de «todos los monjes de la asamblea». En ese caso, se referiría más directamente a la necesidad de Śākyamuni de proclamar su despertar a esta hora. En cualquier caso, la implicación podría ser que hablar sobre la realización es superfluo.

(6)

Manzan cambia la tercera línea a «Al este del océano [en Japón] en el amanecer nevado, el valle no es frío». Probablemente no es frío al saber que el amanecer es inminente.

(7)

«Buda con cara de sol, Buda con cara de luna» es la respuesta de Mazu, citada frecuentemente por Dōgen en el Eihei Kōroku, cuando le preguntaban a Mazu sobre su precaria salud. Ver kōan 80 del Volumen 9.

(8)

Un monje le preguntó a Yaoshan por qué estaba leyendo un sutra, a pesar de que no había permitido hacer eso a los monjes. Yaoshan dijo que únicamente estaba cubriéndose los ojos. Esto aparece en el Keitoku Dentōroku, vol. 14. Véase: [Mind of Chinese Ch’an, Wu, pág. 82]. El periodo inicial de la tarde al que se refiere Dōgen en este verso era cuando los monjes leían sutras en la sala de estudio.

(9)

«Nubes en el cielo azul, agua en una jarra» es un dicho de Yaoshan en respuesta a la pregunta del oficial Li Ao, «¿Qué es la Vía?» en el Keitoku Dentōroku, vol 14. Véase: [Mind of Chinese Ch’an, Wu, pág. 82]. Dōgen se refiere a ello previamente en el shōsan 15 (ver Volumen 8, nota 45) y en su comentario al kōan 56 del Volumen 9.

(10)

«El reflejo mientras simplemente te sientas» se refiere a esta hora de la tarde, en la que se practica zazen en la sala de meditación.

(11)

Esto parafrasea una línea del Canto de la Iluminación de Yongjia Xuanjie [Yōka Genkaku]: «Confundir un ladrón con tu propio hijo». Véase: [Poems of Enlightenment, Sheng-yen, pág. 54); y Manual of Zen Buddhism, Suzuki, pág. 96).

(12)

«Despertando la aspiración de alcanzar los cielos» está también en el primer párrafo de Fukanzazengi de Dōgen (Instrucciones para zazen universalmente recomendadas).

(13)

La imagen de «mata de calabaza enredada con mata de calabaza» es el motivo del ensayo Shōbōgenzō Kattō (Matas gemelas). Véase: [Moon in a Dewdrop, Tanahashi, págs. 168-174].

(14)

Marfil de colmillos de elefantes llegó de la India, pero en China todos los extranjeros eran llamados «persas». Esto podría ser una referencia a la llegada de Bodhidharma desde la India.

(15)

«Para las personas con espíritus elevados, un cachorro de león regresa otra vez para derrotar a su enemigo» es un dicho de Nantang Daoxing [Nandō Dōkō] en la colección de kōans Shūmon Tōyōshū. La última línea podría leerse como «Un cachorro de león derrota a su enemigo y se lo devuelve a otro», refiriéndose a recibir la enseñanza y transmitirla a otros.

(16)

Nota adicional (N. del T.)

En el libro «Poesía Mística Zen» de Eihei Dōgen (Edición comentada de José M. Prieto y traducción del japonés de Akihiro Yano. Miraguano Ediciones, 2013) hay un poema que dice:

94.
No abandonaré este zafu hasta el
[año del burro.
Si me preguntan sobre el camino a seguir, levantaré
[el puño sin más,
¿cómo puedo ser comprendido en estos tiempos?
Descansado están mi cuerpo y mi espíritu, ya no
[practican zen.

Como dice José M. Prieto, he aquí otra prueba más del sentido del humor de Dōgen: en el zodiaco chino no existe el año del burro.

 

→ Traducción revisada el 10 de junio de 2020 ←

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *