Categorías
Eihei Kōroku Volumen 9

Dragones en la vida cotidiana

Dragones en la vida cotidiana

Caso 55 en la colección de kōans con comentarios en verso de Dōgen (Eihei Kōroku, Volumen 9)

 

El Maestro Zen Longtan [Chongxin] se ganaba la vida haciendo pasteles de arroz. Luego hizo postraciones al Maestro Tianhuang [Daowu] y abandonó el hogar. (1) Tianhuang dijo: «Si me sirves, más adelante te expondré la puerta del Dharma de la esencia de la mente».

Después de que pasase alrededor de un año, Longtan dijo: «Cuando llegué [para vivir aquí], el maestro prometió exponer la puerta del Dharma de la esencia de la mente. Hasta ahora no he recibido ninguna instrucción».

Tianhuang dijo: «Te la he estado exponiendo durante mucho tiempo».

Longtan preguntó: «¿Cuándo me la ha expuesto el maestro?».

Tianhuang dijo: «Cuando me saludas, inmediatamente me inclino [en gasshō]». Cuando me siento, te levantas para servir. Cuando traes el té, lo recibo de ti».

Longtan hizo una pausa.

Tianhuang dijo: «Cuando veas, solo ve; cuando deliberas, te extravías».

Inmediatamente, Longtan tuvo una gran comprensión. (2)

 

¿Este quién es?; y ¿quién soy yo?
Como el ir y el venir, o las burbujas en el agua,
a lo largo de mil años, un campo tiene ochocientos propietarios.
La esencia de la mente del maestro y del discípulo es un dragón volador
   con un dragón acuático. (3)

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (4)

Dragones en la vida cotidiana · Eihei Kōroku
Imagen de sherisetj en Pixabay

– Notas –

(1)

Longtan había hecho ofrendas de diez pasteles de arroz a Tianhuang en su templo todos los días durante muchos años antes antes de recibir la ordenación. Tianhuang siempre devolvía un pastel de arroz. Al ser preguntado al respecto, Tianhuang dijo que los pasteles se los habían dado a él, por lo que eran suyos para devolverlos. Véase: [Zen’s Chinese Heritage, Ferguson, pág. 152].

(2)

Esta historia aparece en la sección 14 de la Transmisión Jingde de la Lámpara, la sección sobre Longtan. Para una versión ligeramente más larga, véase: [Zen’s Chinese Heritage, Ferguson, pág. 153].

(N. del T.) La versión de Ferguson dice algo así:

Un día, Longtan le preguntó al maestro Zen Tianhuang: «Desde que he venido aquí, nunca me has enseñado nada respecto a la mente esencial».

Tianhuang dijo: «Desde que has venido aquí, nunca he dejado de instruirte respecto a tu mente esencial».

Longtan dijo: «¿Dónde la has enseñado?»

Tianhuang dijo: «Cuando me traes té, lo recibo por ti. Cuando me traes comida, la recibo por ti. Cuando haces postraciones ante mí, yo inclino la cabeza. ¿Dónde no he dado instrucciones respecto a tu mente esencial?».

Longtan inclinó la cabeza durante mucho tiempo.

Tianhuang dijo: «Míralo directamente. Si intentas pensar en ello te lo perderás».

Al oír estas palabras, Longtan se despertó.

Longtan preguntó entonces a Tianhuang: «¿Cómo hace uno para mantenerlo?».

Tianhuang dijo: «Vive sin restricciones, de acuerdo con las circunstancias. Entrégate a la mente cotidiana, porque no hay nada sagrado que realizar fuera de esto«.

(3)

«Dragón volador y dragón acuático» son simplemente dos caracteres diferentes para los dragones, ryū y , en chino-japonés. Los dragones son seres extraordinarios que representan a guardianes del Dharma o a seres iluminados. Quizás las dos palabras representen dos fases diferentes en el ciclo de vida de los dragones.

(N. del T.) El nombre Longtan significa «pantano del dragón».

(4)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dragones en la vida cotidiana