Categorías
Eihei Kōroku Volumen 9

El demonio en la Montaña de la Tortuga

El demonio en la Montaña de la Tortuga

Caso 15 en la colección de kōans con comentarios en verso de Dōgen (Eihei Kōroku, Volumen 9)

Xuefeng y Yantou llegaron juntos a Aoshan [Montaña de la Tortuga] y quedaron atrapados en la nieve. Xuefeng le preguntó a Yantou: «¿Qué debo hacer?» (1)

Yantou dijo: «Luego, si quieres divulgar la gran enseñanza, déjala salir fluyendo de tu propio pecho poco a poco, utilizándote a ti mismo para cubrir el cielo y la tierra». Con estas palabras, Xuefeng se iluminó profundamente. Hizo postraciones, luego se puso en pie y gritó repetidas veces: «Hoy por fin la Montaña de la Tortuga ha completado la Vía. Hoy por fin la Montaña de la Tortuga ha completado la Vía». (2)

 

Por la noche practicaba erróneamente [sentándose de continuo]
como una deidad de la Tierra,
Una roca monstruosa o un extraño peñasco con muchos resentimientos.
Hoy la Montaña de la Tortuga completa la Vía.
Un demonio murió, [creando] otro demonio. (3)

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (4)

El demonio en la Montaña de la Tortuga · Eihei Kōroku
Imagen de ragparii en Pixabay

– Notas –

(1)

Esta es una versión muy abreviada de una historia que aparece en el comentario del caso 22 del Hekiganroku (Crónica del Acantilado Azul), y Dōgen también la ofrece en su totalidad en el caso 218 del Mana Shōbōgenzō. Véase: [Master Dogen’s Shinji Shobogenzo, Nishijima, págs. 279–280 ó The True Dharma Eye · Zen Master Dōgen’s Three hundred kōans. Translated by Kazuaki Tanahashi and John Daido Loori].

En la historia más larga Xuefeng, mientras estaban atrapados en la nieve durante días, continuó sentándose rigurosamente noche y día, mientras Yantou dormía la mayor parte del tiempo.

Por último Yantou regañó a Xuefeng, diciendo que se estaba sentando sin ningún sentido como una deidad guardiana de la Tierra. Xuefeng se quejó de que su mente no estaba aún en paz. Cuando Yantou entonces le preguntó sobre su comprensión, Xuefeng mencionó sus conocimientos sobre varias historias de maestros anteriores. Por último Yantou le gritó y dijo: «¿No has oído que lo que entra por la puerta no son las joyas del linaje?». A continuación Xuefeng hizo la pregunta: «¿Qué debo hacer?» como se indica en el texto de este Caso, con lo que sigue. Véase: [Blue Cliff Record, Cleary and Cleary, págs. 145–146].

(2)

Esto se podría leer también como: «Hoy por fin en la Montaña de la Tortuga he completado la Vía».

(3)

Aunque la frase simplemente indica «otro demonio» después de que un demonio muera, interpretamos esto como una crítica de Dōgen a Xuefeng por convertir este logro en un nuevo demonio.

(4)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *