Categorías
Eihei Kōroku Volumen 7

Sesenta golpes de una abuela

Sesenta golpes de una abuela

493. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 7)

 

He aquí una historia. Después de que Linji fuese golpeado sesenta veces con el bastón de Huangbo, visitó a Gao’an. Tras comprender la mente de Huangbo, regresó a Huangbo. Huangbo le dijo: «Qué loco! Ve a practicar a la sala de los monjes». (1) Gran asamblea, ¿queréis entender esta circunstancia?

Después de una pausa, Dōgen dijo:

 

El ojo en la punta del bastón es como cien miel soles,
Brillando a través de viejos sueños para traer el despertar.
El doloroso lugar de ni castigo ni recompensa es
   íntimo.
¿Cómo podría ser pequeña la bondad de la mente de una abuela? (2)

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (3)

Sesenta golpes de una abuela · Eihei Kōroku
Imagen de congerdesign en Pixabay

– Notas –

(1)

Para el relato completo, véase el caso 51 «La mente de abuela de Huangbo» de los kōans con comentarios en verso del volumen 9 y el discurso en la sala del Dharma número 160 «El poder de las gachas y el arroz» y su nota 1, en el volumen 2 del Eihei Kōroku. Véase también: [Zen Teachings of Master Lin-chi, Watson, págs. 104–107].

(2)

Cuando Liji regresó a Huangbo después de despertar, dijo: «Todo se debe a tu bondad de abuela». Véase: [ibid., pág. 106].

(3)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sesenta golpes de una abuela