Categorías
Eihei Kōroku Volumen 7

El buen karma del silencio atronador

El buen karma del silencio atronador

492. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 7)

 

A las personas que estudian el Dharma del Buda se les llama los que crean buen karma. (1) Los que buscan fama y provecho en los caminos mundanos, o como funcionarios gubernamentales, se les llama personas que crean mal karma. Es mal karma porque uno cae en los tres reinos de maldad, y buen karma porque nos permite alcanzar la Vía de los budas. Por ello, los buenos maestros y los que abandonaban el hogar en las generaciones anteriores no se comprometían en los caminos mundanos ni como funcionarios gubernamentales. ¿Por qué habrían de apegarse a la fama o el provecho? Tales personas que abandonan el hogar deberían estudiar la Vía como si extinguiesen llamas de sus cabezas, sin dejarse atrapar por la escritura de poemas chinos o versos waka [japoneses]. Además, la vida humana es impermanente, como el rocío en la hierba o una salpicadura de agua. Aunque sea frágil como el rocío en la hierba o una salpicadura de agua, si nos adherimos a la Vía de los ancestros del buda, somos felices y afortunados en el océano del nacimiento y muerte.

Recuerdo que Yaoshan llevaba tiempo sin subir a la sala [para dar una charla]. El director dijo: «Hace tiempo que la gran asamblea echa de menos la amable instrucción del maestro». (2)

Yaoshan dijo: «Toca la campana». Se hizo sonar la campana y la asamblea se reunió. Yaoshan ascendió al asiento. Al cabo de un rato, simplemente descendió del asiento y regresó a los aposentos del abad.

El director le siguió y le dijo: «Maestro, antes aceptaste exponer el Dharma a la asamblea. ¿Por qué no nos has ofrecido ni una sola palabra?».

Yaoshan dijo: «Hay maestros de los sutras para los sutras, y maestros de los comentarios para los comentarios. ¿Por qué culpas a este viejo monje?».

 

El maestro Dōgen dijo: ¿Queréis entender: «Hay maestros de los sutras para los sutras, y maestros de los comentarios para los comentarios. ¿Por qué culpas a este viejo monje?»?

¿Por qué lo criticáis? Este viejo monje es el maestro, y vosotros sois los discípulos.

¿Queréis entender: «Maestro, antes aceptaste exponer el Dharma a la asamblea. ¿Por qué no nos has ofrecido ni una sola palabra?»?

El sonido del trueno retumba en la distancia. Por eso [el director] dijo que [Yaoshan] no ofreció ni una sola palabra.

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (3)

El buen karma del silencio atronador · Eihei Kōroku
Foto de Breno Machado en Unsplash

– Notas –

(1)

Karma bueno y malo son aquí, literalmente, karma «blanco» y «negro». Véase el discurso en la sala del Dharma número 485 «Las tres clases de karma».

(2)

Esta historia aparece en el caso 7 del Shōyōroku. Véase: [Book of Serenity, Cleary, págs. 28–31].

(3)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El buen karma del silencio atronador