Categorías
Eihei Kōroku Volumen 7

Las tres clases de karma

Las tres clases de karma

485. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 7)

 

Los descendientes de los budas y ancestros sin excepción simplemente transmiten la gran Vía de los ancestros del Buda. Nuestro Buda Tathāgata dijo: «Incluso después de que hayan pasado cien kalpas, el karma de nuestras acciones no desaparece, y cuando nos encontramos con estas condiciones causales recibimos nosotros mismos sus resultados». (1)

El decimonoveno ancestro, el Venerable Kumārata, instruyó al Venerable Jayata, diciendo: «La retribución por las buenas y malas acciones ocurre en los tres tiempos (pasado, presente y futuro). La gente común solo ve que los benévolos mueren jóvenes y los violentos viven mucho, los injustos son afortunados y los justos desafortunados, y por eso piensan que no hay causa y efecto, y que las acciones malas y virtuosas son en vano. No se dan cuenta de que la sombra y el eco de la conducta nos siguen sin un ápice de discrepancia, y que incluso después de que hayan pasado cien mil kalpas, [a menos que hayas recibido su fruto] no se han borrado». (2)

La Vía de los ancestros del Buda es así. Los descendientes de los ancestros del Buda deberían tallar esto en sus huesos y grabarlo en sus pieles.

El primero de los seis maestros no-budistas, Pūraṇa Kaśyāpa, predicó a sus discípulos lo siguiente: «No hay karma negro [malo] y no hay retribución por el karma negro. No hay karma blanco y no hay fruto del karma blanco. No hay karma gris [neutro] y no hay resultado del karma gris. No hay karma ascendente ni descendente». (3)

El sexto de estos maestros, Nirgrantha Jñatīputra, predicó a sus discípulos lo siguiente: «No hay bueno ni malo, ni padre ni madre, ni vidas presente ni futura, y no hay arhats ni práctica de la Vía. Todos los seres vivos, después de ochenta mil kalpas, se liberarán naturalmente del ciclo de nacimiento y muerte. Tanto los que han cometido el mal como los que no lo han cometido compartirán esto por igual». (4)

Sabed con claridad que la enseñanza de los ancestros del Buda y la opiniones erróneas de los ajenos a la Vía no son lo mismo en última instancia. Se dice que hay tres clases de retribución kármica: la primera son los resultados kármicos recibidos en la vida actual; la segunda, los resultados kármicos recibidos en la próxima vida; y la tercera, los resultados kármicos recibidos en el futuro. Estas tres clases de karma son como sombras y ecos que nos siguen, como una imagen reflejada en un espejo.

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (5)

Las tres clases de karma · Eihei Kōroku
Foto de Susan Gold en Unsplash

– Notas –

(1)

Esta cita es del volumen 6 del Sarvāstivādin Vinaya.

(2)

Esta declaración de Kumārata es de la Tranmisión Jingde de la lámpara. Véase: [Transmission of the Lamp, Ogata, págs. 37–38].

(3)

Pūraṇa Kaśyāpa (Furanakashō en japonés) era uno de los seis maestros no-budistas muy conocidos durante la época de Śākyamuni.

(4)

Para Nirgrantha Jñatīputra, el histórico fundador del Jainismo, véase el discurso en la sala del Dharma número 52 «El estudio de los sonidos y colores» y su nota 2.

(5)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las tres clases de karma