Categorías
Eihei Kōroku Volumen 6

El Vehículo Único en la actividad diaria

El Vehículo Único en la actividad diaria

414. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 6)

He aquí una historia. En la Montaña Huanglong de la Provincia Hongzhou en China, Huanglong Huinan, Maestro Zen Pujue, (1) dijo una vez en un discurso en la Sala del Dharma: «En las tierras del Buda en las diez direcciones, solo hay el Dharma del vehículo único. (2) Con el cielo sobre nuestras cabezas y el suelo bajo nuestros pies, ¿cómo vamos a exponer el Dharma del vehículo único?».

Después de una pausa, [Huanglong Huinan] dijo: «Abrir vuestro mantel lacado y poner vuestros cuencos, ¿no es el Dharma del vehículo único? Sujetar vuestra cuchara o vuestros palillos, ¿no es este el Dharma del vehículo único?» Entonces, alzó su bastón de monje y dijo: «¿Qué es esto? Si lo llamáis el Dharma del vehículo único, vuestras cejas se caerán [por mentir]». [Huanglong Huinan] golpeó su bastón contra la plataforma de sentarse y bajó de su asiento.

 

El maestro Dōgen dijo: Si bien Huanglong habló así, ¿cómo debería hablar Eihei?

Entonces Dōgen alzó su bastón, lo golpeó una vez y dijo: ¿Qué lugar es este? En el momento que son penetrados totalmente, los pozos, los montículos, los seres sensibles, los budas y el espacio vacío, todos son siempre sin naturaleza propia, y surgen impulsados por condiciones. [El Buda] utiliza su lengua para difundirlo por todo el universo, y confía en sus manos para desplegarlo. Cuando nuestro Buda apareció, aunque no era todavía la era del mal, debido a su voto original expulso el Dharma de los tres vehículos. Debido a su voto original, también expuso el Dharma del vehículo único. ¿Cómo vamos a exponer este Dharma del vehículo único?

Después de una pausa, Dōgen dijo: Cuando estamos cansados, dormimos; cuando estamos vigorosos, practicamos zazen. (3) Después de llenarnos de arroz, utilizamos nuestos palillos para la sopa y luego las verduras. ¿No es esto el Dharma del vehículo único? Por la tarde ochocientos, por la mañana tres mil, (4) vida tras vida, era tras era, los párpados están abiertos. Kalpa tras kalpa, año tras año, fosas nasales perforadas, ¿no es todo esto el Dharma del vehículo único?

Entonces Dōgen alzó su bastón, lo golpeó una vez y dijo: ¿Qué es esto? Si llamamos a esto el Dharma del vehículo único, no hay cuernos en la cabeza del buey. Si no llamáis a esto el Dharma del vehículo único, hay un cuerno en la cabeza del caballo.

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (5)

El Vehículo Único en la actividad diaria · Eihei Kōroku
Imagen de Mamoru Masumoto en Pixabay

– Notas –

(1)

Huanglong está considerado como el fundador de una de las principales ramas del Zen Rinzai, de la que descendía Myōzen, el primer maestro Zen de Dōgen.

(2)

«En las tierras del Buda en las diez direcciones, hay solo el Dharma del vehículo único» es una cita del capítulo 2 del Sutra del Loto, que trata sobre todas las enseñanzas incluidas a través de medios hábiles en el gran Vehículo Único. Véase: [Scripture of the Lotus Blossom of the Fine Dharma, Hurvitz, pág. 34; o Threefold Lotus Sutra, Katō, Tamura y Miyasaka, pág. 64; en castellano: «Sutra del Loto de la Maravillosa Ley», ed. Pablo Daró].

(3)

Dōgen termina otro discurso en la Sala del Dharma de forma muy similar: «Cuando estamos sanos y vigorosos hacemos zazen sin dormirnos. Cuando tenemos hambre comemos arroz y sabemos que estamos completamente satisfechos». Véase el discurso en la Sala del Dharma número 390 «Cómo respirar en zazen».

(4)

Dōgen termina otro discurso en la Sala del Dharma de forma muy similar: «Golpeando tres mil por la mañana, ochocientos por la tarde, si entendéis de verdad los entresijos íntimos, nunca los divulgaréis erróneamente». Véase la nota 3 del discurso en la Sala del Dharma número 193 «El pensamiento que rodea la Tierra».

(5)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *