Categorías
Eihei Kōroku Volumen 4

La primavera y el otoño en el antiguo camino

La primavera y el otoño en el antiguo camino

285. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 4)

 

La llegada de los gansos y el vuelo de los ruiseñores son ambos la obra de Buda [de Śākyamuni] en Jetavana Vihāra. (1) La apertura de las flores y el enrojecimiento de las hojas no son más que el estilo del linaje [de Bodhidharma] en el templo Shaolin. Las personas que han alcanzado completamente esto, montan directamente los sonidos y traspasan los colores, trascienden el ver y van más allá del oír, y se juntan naturalmente con los demás. (2)

Decidme, ¿cuáles eran las actividades de la práctica del Buda Vipaśyin? (3)

Después de una pausa, Dōgen dijo: El movimiento y las apariencias preservan el antiguo camino, sin caer [ya] en actividades debilitantes. (4)

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (5)

La primavera y el otoño en el antiguo camino · Eihei Kōroku
Samantabhadra rinde homenaje a un Buda
Bhadracari, Borobudur
Foto de Anandajoti Bhikkhu utilizada bajo licencia CC.

– Notas –

(1)

Jetavana Vihāra era un monasterio de Śākyamuni. En Asia Oriental, los gansos llegan en otoño y los ruiseñores en primavera.

(2)

«Montan directamente los sonidos y traspasan los colores, trascienden el ver y van más allá del oír» es una frase utilizada por Hongzhi en varios de sus escritos. Véase, por ejemplo: [Cultivating the Empty Field, Leighton and Wu, pág. 55]. También hay un discurso en la sala del Dharma del volumen 1 de la Crónica Extensa de Hongzhi que es casi idéntico a este discurso en la sala del Dharma de Dōgen en su conjunto. Solo difiere en unos pocos detalles.

El discurso en la sala del Dharma de Hongzhi menciona en la primera frase al Bodhisattva Avalokiteśvara, que Dōgen cambia por Śākyamuni. Luego Hongzhi menciona al Bodhisattva Mañjuśrī, que Dōgen cambió por Bodhidharma. Asimismo, Hongzhi menciona al Bodhisattva Samantabhadra, que Dōgen cambia por el Buda Vipaśyin. Además de cambiar estos bodhisattvas arquetípicos por los legendarios fundadores del Zen, este discurso de Dōgen difiere solo en el cambio de las «flores salvajes» y «hierbas fragantes» de Hongzhi por «flores» y «hojas». Para más información sobre los contextos iconográficos, doctrinales y prácticos de los bodhisattvas arquetípicos y cósmicos Avalokiteśvara, Mañjuśrī y Samantabhadra, véase: [Faces of Compassion, Leighton, págs. 109–209].

(3)

El Buda Vipaśyin (Bibashi en japonés) es el primero de los siete primigenios y míticos antiguos budas, que culminan en Śākyamuni como el séptimo. Véase también el discurso en la sala del Dharma número 38 «La dificultad de tal cosa».

(4)

La frase de Dōgen tras la pausa es del verso de Xiangyan Zhixian después de haberse despertado por el sonido de una piedrecilla al golpear un bambú. Véase: [Original Teachings of Ch’an Buddhism, Chang, págs. 219–220]. Esta frase también es citada exactamente por Hongzhi en su versión anterior de este discurso en la sala del Dharma.

(N. del T.) El verso de Xiangyan dice algo así:

Un toque y todo conocimiento se olvida.
Se acabó la mera pretensión de practicar.
Transformado para preservar el antiguo camino,
sin caer en vanas apariencias.

 

A lo largo y ancho, no queda rastro.
El gran propósito se halla más allá del sonido y de la forma.
En todas las direcciones la Vía realizada,
más allá de todo discurso, el principio supremo.

(5)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *