Categorías
Eihei Kōroku Volumen 4

Simplemente sentarse en la eterna primavera

Simplemente sentarse en la eterna primavera

279. Discurso en la Sala del Dharma en el primer día del noveno mes [1248] (1) (Eihei Kōroku, Volumen 4)

 

Sentaos en vuestros zafus y pensad más allá del pensar; (2) practicad vivaz y enérgicamente, y no os dejéis engañar por ningún espíritu endemoniado. El viejo monje que reside en esta montaña engulle budas y seres vivos de un solo trago. El león agazapado atrapa conejos y elefantes enfurecidos con un solo zarpazo de su garra. Aplastando la teja pulida de intentar convertirse en un buda por sentarse como un buda, reíd y destruid la red de dudas de los tres vehículos y los cinco vehículos. (3) Evitad totalmente seguir a los demás con el fin de realizar la Vía y clarificar la mente. ¿Por qué deberíamos temer las ilusiones patas arriba relacionadas con «Eso [es exactamente yo], yo [no soy eso]»? (4)

Durante mucho tiempo, [los que tienen tales ilusiones] han desechado el señalarlo directamente y transmitirlo simplemente, y solo reciben falsedades derivadas de [meros] ecos. ¿Queréis entender completamente el principio que estoy comentando?

Después de una pausa, Dōgen dijo: La flor de cinco pétalos se abre en la eterna primavera. El círculo singular de la luna es blanco en el cielo del amanecer.

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (5)

Simplemente sentarse en la eterna primavera · Eihei Kōroku
Simplemente sentarse en la eterna primavera
La luna al amanecer en Castellar de n’Hug (Barcelona) · Foto de Sergiu Nista en Unsplash

– Notas –

(1)

Véase el Discurso en la Sala del Dharma número 193 «El pensamiento que rodea la tierra». Tradicionalmente en esta fecha era cuando se sacaban los zafus y finalizaba el horario veraniego relajado de meditación.

(2)

(N. del T.) Para la expresión «pensad más allá del pensar», véanse el Discurso en la Sala del Dharma número 514 «Repentinos colores otoñales» y su nota 1, y el Fukanzazengi y su nota 3.

(3)

Los cinco vehículos son los śrāvakas, pratyekabudas, bodhisattvas, humanos y seres celestiales. Los tres vehículos son los tres primeros de estos cinco.

(N. del T.) Sobre la teja pulida (para hacerse un espejo), véanse el relato del epígrafe 22 del libro segundo del Shōbōgenzō Zuimonki y el Discurso en la Sala del Dharma número 497 «Los esfuerzos diligentes de una tradición íntima» y su nota 2.

(4)

«Evitad totalmente seguir a los demás» procede de un verso de Dongshan Liangjie tras su despertar, mientras miraba su reflejo en un arroyo que estaba cruzando, después de dejar a su maestro Yunyan Tansheng. Dongshan escribió: «Evita totalmente la búsqueda de los demás. Ahora viajo solo; en todas partes puedo encontrarlo. Ahora eso es ciertamente yo, pero yo no soy eso. Al entenderlo así, finalmente nos armonizamos con la talidad».

La segunda frase de Dōgen en este fragmento se podría leer literalmente como: «¿Por qué deberíamos temer las ilusiones patas arriba propias o de los demás?» Pero los caracteres para «eso» (o «los demás») y «yo» probablemente se refieren directamente a la tercera línea del verso de Dongshan. Dōgen está advirtiendo sobre las ilusiones patas arriba respecto al yo y al resto y su relación. Para el contexto del verso de Dongshan, véanse: [Record of Tung-Shan, Powell, págs. 27–28, 63–65 y el caso 49 de Book of Serenity, Cleary, págs. 206–209].

(5)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *