Categorías
Eihei Kōroku Volumen 4

Tocando la flauta de hierro

Tocando la flauta de hierro

258. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 4)

A medianoche ponte tus zapatos y vete después de robar los ojos de Bodhidharma. Al amanecer ponte tu sombrero y ven después de agarrar por las fosas nasales a Xitang [Zhizang]. (1) Uno se va y otro llega, tal como los ritmos del otoño y la primavera; medio abierto, medio cerrado, parecido a la cara de sol y la cara de la luna. (2) Alcanzando su almohada, las manos y los ojos de todo el cuerpo [de Daowu Yuanzhi – Dōgo Enchi] están libres. (3) Cortándose el brazo para ofrecerlo al primer ancestro, únicamente [Dazu Huike – Taiso Eka] transmitió el Dharma y obtuvo la médula. Si bien esto es así, deberías abrir directamente el candado a la no-dualidad y realizarla irrevocablemente. ¿Qué es este candado a la no-dualidad?

Después de una pausa, Dōgen dijo: Tira los sutras, el vinaya y los comentarios, y sopla sin reservas la flauta de hierro para tocar la melodía «Encantadoras flores de ciruelo». (4)

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (5)

Flores de ciruelo · Tocando la flauta de hierro · Eihei Kōroku
Imagen por 育银 戚 en Pixabay

– Notas –

(1)

Se refiere a una historia que Dōgen comenta en el ensayo Shōbōgenzō Kokū (Espacio). Shigong, el viejo hermano en el Dharma de Xitang, le preguntó a éste si podría demostrar el espacio. Después de que Xitang puso las manos en el aire, Shigong dijo que no entendía, metió su dedo en la nariz de Xitang y tiró de ella. Cuando Xitang gritó, Shigong dijo: «Ahora entiendes el espacio». Dōgen cita esta historia como caso 53 en sus kōans con comentarios en verso del volumen 9. Véase Shōbōgenzō Kokū (Espacio) en [Enlightenment Unfolds, Tanahashi, págs. 202-203].

(2)

«Cara de sol y cara de luna» se refiere a la respuesta de Mazu [Baso Doitsu] a una pregunta sobre su debilitada salud, y se refiere a los budas de los que se dice que viven mucho tiempo, o sólo una noche. Dōgen menciona a menudo esta frase en el Eihei Kōroku y la incluye como caso 80 en sus kōans con comentarios en verso del volumen 9. Véase también el caso 3 del Hekiganroku (Crónica del Acantilado Azul) y el caso 36 del Shōyōroku.

(3)

«Alcanzando su almohada, las manos y los ojos de todo el cuerpo están libres» es una referencia al diálogo entre Yunyan Tansheng [Ungan Donjō] y su hermano Daowu Yuanzhi sobre la función de los muchos brazos del bodhisattva de la compasión Avalokiteśvara (Kannon en japonés). Cuando Yunyan preguntó cómo es que Avalokiteśvara usa tantas manos y ojos, Daowu dijo que es como alcanzar una almohada en medio de la noche. Cuando Yunyan dijo que esto es como manos y ojos por todo el cuerpo, Daowu respondió que las manos y los ojos están en todo el cuerpo. Dōgen comenta este diálogo en el ensayo Shōbōgenzō Kannon. Véase [Sounds of Valley Streams: Enlightenment in Dōgen’s Zen; Translations of Nine Essays from Shōbōgenzō, Francis Cook (Albany: State University of New York Press, 1989), págs. 89-95]. Véase también el caso 54 del Shōyōroku [Book of Serenity, Cleary, págs. 229-232] y el caso 89 del Hekiganroku (Crónica del Acantilado Azul) [Blue Cliff Record, Cleary and Cleary, págs. 571-577].

(4)

«Encantadoras flores de ciruelo» es una canción mencionada por Tiantong Rujing [Tendō Nyojō]. Ver Discurso en la Sala del Dharma 138. Aquí Dōgen está alentando la libertad de la práctica más que los conocimientos teóricos.

(5)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *