Categorías
Eihei Kōroku Volumen 3

Cómo encontrarse con la gente por su bien

Cómo encontrarse con la gente por su bien

218. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 3)

 

Viendo los colores, clarificando la mente, el viejo Śākyamuni dio una voltereta. Escuchando los sonidos, despertándose a la Vía, el maestro ancestral Bodhidharma sostuvo su cuenco. Antes del decimoquinto día [en luna llena], se habla de la luna en el Pico del Buitre; después del decimoquinto día, se añaden flores al brocado. (1) Esto aún no está libre de palabras y frases. Más allá de esto, ¿cómo podemos encontrarnos con la gente por el bien de la gente?

Después de una pausa, Dōgen dijo: Si el oro puro no se refina cien veces, ¿cómo revelará su brillo? Si una joya preciosa no se analiza, ¿cómo se puede juzgar verdadera o falsa? ¿Cómo es, justo en este momento? Siendo el comienzo de la primavera, todavía hace frío. Respetuosamente os deseo a todos vosotros, honorables personas, diez mil bendiciones cuando estéis sentados o de pie.

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (2)

Cómo encontrarse con la gente por su bien · Eihei Kōroku
Imagen de Myriams-Fotos en Pixabay

– Notas –

(1)

En la versión Monkaku-bon, anterior a la que estamos usando para esta traducción, la segunda mitad de esta frase empieza con «después de la duodécima hora», es decir, después de medianoche. Estamos siguiendo el ejemplo de Genryū Kagamishima, adaptando la versión posterior de Manzan en la interpretación de «después del decimoquinto día» para que concuerde con la primera parte de la frase.

(N. del T.) Sobre Manzan, véase el epígrafe de la Introducción del Eihei Kōroku: «La importancia del Eihei Kōroku en los escritos de Dōgen».

(2)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *