Categorías
Eihei Kōroku Volumen 3

No hablar del dedo de Juzhi

No hablar del dedo de Juzhi

211. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 3)

Al estudiar la Vía deberíais saber acerca del hablar y del no poder hablar. Todos, ¿sabéis cómo hablar o no? Si aún no sabéis, deberíais entenderlo. ¿Por qué no decís dónde es que todo el mundo habla?

El maestro Dōgen relató la historia sobre el dedo Zen de [Jinhua] Juzhi. (1) Luego dijo: Después de [conocer a Hangzhou Tianlong], Juzhi expuso el Dharma extensamente a los seres humanos y celestiales, explicando horizontal y verticalmente sin vacilación ni obstrucción a lo largo de su vida [simplemente levantando un dedo]. Así, si alguien le preguntaba sobre el Buda, hablaba del Buda; si alguiente le preguntaba sobre la Vía, hablaba de la Vía. Para preguntas sobre el amarillo [la Tierra], hablaba de amarillo; para preguntas sobre el negro [el Cielo], hablaba de negro. (2) No solo eso, sino que Juzhi acabó de exponer la recopilación completa del canon treinta y seis veces, y expuso la recopilación de las ochenta y cuatro mil enseñanzas ochenta y una veces. Los siete Tathāgata Budas expusieron el Dharma y salvaron a los seres mediante el gesto de Juzhi, y los veintiocho ancestros [indios] expusieron el Dharma y salvaron a los seres mediante el gesto de Juzhi.

¿Os gustaría a todos vosotros conocer al anciano Juzhi? Dōgen levantó su hossu y dijo: ¡Mirad!

¿Queréis oír al anciano Juzhi exponer el Dharma? Dōgen golpeó su asiento con el hossu y dijo: ¡Escuchad!

Ahora habéis conocido a Juzhi, y le habéis oído exponer el Dharma. No obstante, no abráis la boca y habléis con una lengua larga [mucho] de su dedo.

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (3)

No hablar del dedo de Juzhi · Eihei Kōroku
Boceto de 黃澤 Huangze

– Notas –

(1)

Jinhua Juzhi fue famoso por levantar un dedo en respuesta a todas las preguntas, un recurso de enseñanza que tomó de su maestro Hangzhou Tianlong. Antes de que conociese a Hangzhou Tianlong, una vez llegó una monja a donde Juzhi estaba enseñando, y caminó alrededor de él irrespetuosamente sin sacarse su sombrero para la lluvia. Dijo que se sacaría el sombrero si él hablaba, pero se quedó callado y ella se marchó. Cuando más tarde conoció a Hangzhou Tianlong, Juzhi le contó esta historia y Tianlong levantó un dedo. Juzhi se despertó.

Luego, cuando Juzhi era un maestro reconocido, alguien le preguntó a uno de sus estudiantes novicios sobre la enseñanza de Juzhi, y el chico levantó un dedo. Cuando el estudiante le contó esto a Juzhi, Juzhi le cortó el dedo al estudiante. Al salir corriendo de la habitación herido, Juzhi llamó al estudiante, que se giró, y Juzhi levantó un dedo. El novicio se despertó profundamente. Fragmentos de esta historia se antologizaron en las principales colecciones de kōans.

Véase: el caso 19 del Hekiganroku (Crónica del Acantilado Azul) [Blue Cliff Record, Cleary and Cleary, págs. 123–128]; el caso 84 del Shōyōroku (Libro de la Serenidad) [Book of Serenity, Cleary, págs. 356–360] y el caso 3 del Mumonkan (La barrera sin puerta) [Gateless Barrier, Aitken, págs. 28–32 ó Unlocking the Zen Kōan, Cleary, págs. 18–24].

(2)

Amarillo y negro son la expresión para la tierra y el cielo en el I Ching (El Libro del Cambio). De nuevo, todo el «hablar» de Jinhua Juzhi era levantar silenciosamente un dedo.

(3)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *