Categorías
Eihei Kōroku Volumen 1

Encendiendo la práctica

15. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 1)

La semilla de los budas surge de condiciones, el Dharma del Buda surge desde el origen. Cuando encontréis buenas condiciones, no titubeéis sino simplemente practicad. Dentro de la práctica hay tanto contención como renuncia. Permaneciendo aquí [en Kōshōji], no titubeéis, sino simplemente comprometéos incondicionalmente con la Vía. Dentro del compromiso sincero con la Vía hay tanto práctica como esfuerzo. Con una mañana de exhaustividad, diez mil dharmas se realizan. Si aún no sois exhaustivos, diez mil dharmas titubean.

Bien, el Maestro Zen [Bao’en] Xuanze tuvo afinidad con Fayan. (1) Una vez Xuanze fue nombrado director en la asamblea de Fayan. Un día, Fayan le dijo: «¿Cuántos años hace que estás aquí?».

Xuanze contestó: «Ya llevo tres años en la asamblea del maestro».

Fayan dijo: «Eres un estudiante, entonces ¿por qué nunca me preguntas sobre el Dharma?».

Xuanze dijo: «No me atrevo a defraudar al maestro. Cuando estaba donde Qingfeng, alcancé paz y alegría». (2)

Fayan le preguntó: «¿Por medio de qué palabras fuiste capaz de penetrar?».

Xuanze respondió: «Una vez le pregunté a Qingfeng: ‘¿Cuál es el yo del estudiante [es decir, mi propio sí mismo]?’. Qingfeng dijo: ‘El chico del fuego viene buscando el fuego’. (3

Fayan dijo: «Buenas palabras, pero me temo que no las entendiste».

Xuanze dijo: «El chico del fuego pertenece al fuego. Ya (siendo) el fuego y sin embargo buscar el fuego es como ser uno mismo y sin embargo (seguir) buscando el yo».

Fayan exclamó: «Ahora ciertamente sé que no lo entiendes. Si el Dharma del Buda fuese así, no habría durado hasta hoy».

Xuanze se puso muy nervioso y saltó. En el camino pensó: «Es el maestro guía de quinientas personas. Para haber señalado mi error debe tener alguna buena razón».

Volvió donde Fayan e hizo postraciones de arrepentimiento. Fayan dijo: «Deberías hacer la pregunta».

Xuanze preguntó: «¿Cuál es el yo del estudiante?».

Fayan dijo: «El chico del fuego viene buscando el fuego». Xuanze se iluminó profundamente. (4)

El maestro Dōgen dijo: Previamente el chico del fuego vino buscando el fuego. Después, de nuevo el chico del fuego vino buscando el fuego. Previamente, ¿por qué no estaba iluminado, sino que fluía en el camino del intelecto? Después, ¿por qué estaba profundamente iluminado y abandonó el viejo nido? ¿Queréis entenderlo?

Después de una pausa, Dōgen dijo: El chico del fuego viene buscando el fuego. ¿Cuánto se preocupan los pilares y las linternas por la claridad? El fuego está cubierto con cenizas frías y mientras buscamos no lo vemos. (5) Encenderlo y apagarlo de nuevo da lugar a la práctica. (6)

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (7)

Encendiendo la práctica · Eihei Kōroku
Imagen de Hans Braxmeier en Pixabay

– Notas –

(1)

Bao’en Xuanze llegó a ser un sucesor en el Dharma de Fayan Wenyi, el fundador de una de las cinco casas chinas del Chan/Zen. «Afinidad» en este caso es el mismo carácter traducido como «condiciones» en el párrafo anterior. Dōgen repite esta historia en varios lugares, por ejemplo en el Chiji Shingi (Normas puras para los administradores del templo). Véase: [Dōgen’s Pure Standards for the Zen Community: A Translation of Dōgen’s Eihei Shingi, Taigen Dan Leighton and Shohaku Okumura, trad., (Albany: State University of New York Press, 1996), págs. 132–133]. Dōgen la menciona también en el Bendōwa (Charla sobre la práctica incondicional de la Vía). Véase: [The Wholehearted Way, Okumura and Leighton, págs. 37–38].

(2)

Qingfeng Zhuanchu es citado como el maestro anterior de Xuanze en la versión de esta historia en el comentario del caso 17 del Shōyōroku. Véase: [Book of Serenity, Cleary, pág. 72]. Sin embargo, en la Crónica Jingde de la Transmisión de la lámpara (Keitoku Dentōroku) se habría producido un diálogo similar a este entre Xuanze y Baizhao Zhiyuan. Véase: [Volumen 17 del Keitoku Dentōroku en Taishō Shinshū Daizōkyō, vol. 51 (Tokyo: Taishō Issaikyō Kankokai, 1924–33), págs. 196–467].

(3)

«Chico del fuego» es byojōdōji o heiteidōji, que se puede leer también como «aprendiz del espíritu del fuego», refiriéndose al fuego como uno de los cinco elementos de la cosmología china. El byojōdōji era el novicio del monasterio que atendía las lámparas.

(4)

Xuanze solo se había percatado de que el chico del fuego pertenece al fuego, no su necesidad de actualizar el «viene buscando».

(5)

Esta frase es una referencia a la historia sobre Guishan cuando estudiaba con Baizhang. Cuando Guishan no podía encontrar nada de fuego en las cenizas, Baizhang escarbó en la chimenea y sacó una brasa. Véase: [Dōgen’s Pure Standards for the Zen Community, Leighton and Okumura, pág. 136].

(6)

«Encenderlo y apagarlo» se refiere a la historia de Deshan Xuanjian cuando estudiaba con Longtan Chongxin. Deshan le pidió una linterna a Longtan ya que se marchaba de la habitación de Longtan una noche oscura. Longtan encendió una lámpara pero después de pasársela a Deshan, la apagó. Deshan se despertó. La historia aparece en el comentario al caso 4 del Hekiganroku (Crónica del Acantilado Azul). Véase: [Blue Cliff Record, Cleary and Cleary, págs. 24–25].

(7)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Otros textos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *