Categorías
Eihei Kōroku Volumen 2

Cuernos ocultos tras la Osa Mayor

Cuernos ocultos tras la Osa Mayor

143. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 2)

 

Un viejo árbol transmite la función transformadora sin moverse ni siquiera un poco. Una gran roca sostiene por completo el sello de la mente aunque sus señales no sean evidentes. (1) Alcanzando este fundamento, los ojos humanos y celestiales no pueden ver. La sabiduría ilusoria [mundana] y la sabiduría iluminada evalúan sin entender. Básicamente, el globos ocular de Gautama descansa en las manos de este monje de montaña, como una nuez de jabón [utilizada en los rosarios]; y la fosa nasal de este monje de montaña descansa en las manos de Gautama, como un tubo de bambú. (2) Por ello, cuando veis humo detrás de una montaña o de un río, sabéis indudablemente que hay un fuego; cuando veis cuernos tras una valla o un muro, sabéis indudablemente que hay un buey. (3)

Dōgen levantó su hossu y dijo: Todos vosotros decidme, ¿cómo veis íntimamente esto y sabéis indudablemente lo que es, sin estar separados de ello? ¿Queréis entender totalmente esto por medio de vuestro cuerpo? Al amanecer somos informados por los cantos de los pájaros de la montaña; al comienzo de la primavera nos llegan las noticias por la fragancia de las flores de ciruelo.

Recuerdo que un monje le preguntó a Yunmen: «¿Cuál es la frase que va más allá del cuerpo del Dharma [dharmakāya]?»

Yunmen dijo: «El cuerpo está oculto en la Osa Mayor».

El maestro Dōgen dijo: El viejo Yunmen solo fue capaz de decir una frase sobre el cuerpo del Dharma, pero no fue capaz de decir una frase que fuese más allá del cuerpo del Dharma. Si alguien le preguntase a Daibutsu [Gran Buda]: «¿Cuál es la frase que va más allá del cuerpo del Dharma?» Yo le diría: El cuerpo está oculto dentro del cuerpo del Dharma. (4)

Dōgen descendió de su asiento.

 

(Traducido de: véase Libros Recomendados «Eihei Kōroku. Dōgen’s Extensive Record. Leighton & Okumura»). (5)

Cuernos ocultos tras la Osa Mayor · Eihei Kōroku
Imagen de Maria Rząsa en Pixabay

– Notas –

(1)

Según Genryū Kagamishima, el «viejo árbol» representa la naturaleza del Dharma, la «gran roca» representa la naturaleza de Buda. Algunos intérpretes dicen que un viejo árbol se refiere a una antigua estatua de madera de Buda. «Gran roca» literalmente es «cabeza de roca», que también es el nombre del gran maestro del siglo VIII y progenitor del linaje Sōtō, Shitou Xiqian. Si se interpreta de esta forma, entonces estas dos expresiones se podrían referir a Śākyamuni y a Shitou. Sin embargo, el sentido de este discurso en la sala del Dharma en su conjunto parece referirse a los elementos de la naturaleza y a la forma en que expresan el Dharma de forma inherente. Esta interpretación es compartida en la versión del Eihei Kōroku publicada por Manzan, en la que los caracteres para «viejo árbol» son dados en cambio como «gran alfarero» o «gran rueda de alfarero». Esto se podría referir a la fuerza de la creación, en contraposición a los elementos de la creación en el mundo natural, incluyendo las rocas.

(N. del T.) Sobre Manzan, véase el epígrafe de la Introducción del Eihei Kōroku: «La importancia del Eihei Kōroku en los escritos de Dōgen».

(2)

Las nueces de jabón son el fruto de un grupo de árboles subtropicales, que a veces se usaban como jabón pero también como cuentas de rosario. Esta frase evoca la relación mutua entre el Buda Śākyamuni y Dōgen, como representante de Buda en la época de Dōgen, y esto se podría aplicar a cualquiera de los auténticos sucesores de Buda.

(N. del T.) Sobre «nueces de jabón», véanse los discursos en la sala del Dharma:

(3)

«Cuando veis humo… cuando veis cuernos…» procede del Mahāparinirvāṇa Sūtra y también es el comienzo del asunto (introducción) del caso 1 al principio mismo del Hekiganroku (Crónica del Acantilado Azul). Véase: [Blue Cliff Record, Cleary and Cleary, pág. 1]. Dada esta historia sobre la visita de Bodhidharma al emperador, ver humo o cuernos en el asunto se podría referir a la posibilidad de ver los rastros del Sello de la Mente que sostenía Bodhidharma, aunque el emperador no fuese capaz de verlo.

(4)

Dōgen dice que el cuerpo del Dharma (dharmakāya), o cuerpo supremo auténtico de Buda, está oculto o almacenado dentro del cuerpo del Dharma. El dharmakāya se refiere también a todos los fenómenos, o el mundo natural en su totalidad. Por ello, Dōgen señala aquí a la conciencia del despertar tal y como se expresa en la naturaleza.

(5)

Nota adicional (N. del T.)

Está disponible, para facilitar su lectura, el archivo PDF con los Discursos en la Sala del Dharma del Eihei Kōroku traducidos en este sitio web hasta ahora. Este archivo se puede descargar en la sección de «Recursos Zen · Textos Zen», haciendo clic en este enlace.

Agradecemos de antemano cualquier comentario, sugerencia y/o notificaciones sobre erratas. Muchas gracias a todos los lectores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *