Categorías
Eihei Kōroku Volumen 8

Residiendo plenamente en las montañas

Residiendo plenamente en las montañas Shōsan 2. Reunión informal (1) en la víspera de Año Nuevo (Eihei Kōroku, Volumen 8) Gran asamblea, con más de trescientos fragmentos de cielo vacío puedo comprar una rama de flores de ciruelo al final del duodécimo mes, la cual, con las auspiciosas nubes en la cima del precipicio y la […]

Categorías
Eihei Kōroku Volumen 2

Una ceremonia de arrepentimiento después de noventa días de la mano de Buda

Una ceremonia de arrepentimiento después de noventa días de la mano de Buda 183. Discurso en la Sala del Dharma en la clausura del período de práctica de verano [1246] (Eihei Kōroku, Volumen 2) Preservad la esencia de la verdadera directriz. Las ocas que beben agua disfrutan de su genuino sabor, penetrando en la Vía […]

Categorías
Eihei Kōroku Volumen 8

La relación dinámica entre lo antiguo y lo contemporáneo

La relación dinámica entre lo antiguo y lo contemporáneo Shōsan 3. Reunión informal (1) al final del período de práctica de verano (Eihei Kōroku, Volumen 8) En la antigüedad había quienes escuchaban uno y alcanzaban diez; hoy en día no hay nadie que escuche diez y alcance uno. ¿Cuál es el principio de esto? ¿Qué […]

Categorías
Eihei Kōroku Volumen 7

Practicar y exponer en las montañas profundas

Practicar y exponer en las montañas profundas 498. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 7) Aquellos que están verdaderamente capacitados, tanto para la práctica como para el discernimiento, son llamados maestros ancestrales. Lo que se llama práctica es la práctica profunda de la escuela ancestral. Lo que se llama discernimiento es la […]

Categorías
Eihei Kōroku Volumen 4

La tierra es el cuerpo íntegro de Buda

La tierra es el cuerpo íntegro de Buda 269. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 4) He aquí una historia. Un monje le preguntó al Maestro Nacional [Nanyang Hui]zhong (Nanyō Echū): «En las enseñanzas solo vemos que los seres sensibles se convierten en budas, pero no vemos que los seres no sensibles reciban […]