Categorías
Eihei Kōroku Volumen 2

Simplemente el pergamino amarillo

Simplemente el pergamino amarillo 181. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 2)   Recuerdo que un monje le preguntó a Shishuang [Qingzhu]: «¿La intención del maestro ancestral [Bodhidharma] está contenida en los sutras?». Shishuang dijo: «Ahí está». El monje dijo: «¿Cuál es la intención del maestro ancestral contenida en los sutras?». Shishuang […]

Categorías
Eihei Kōroku Volumen 3

Cómo encontrarse con la gente por su bien

Cómo encontrarse con la gente por su bien 218. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 3)   Viendo los colores, clarificando la mente, el viejo Śākyamuni dio una voltereta. Escuchando los sonidos, despertándose a la Vía, el maestro ancestral Bodhidharma sostuvo su cuenco. Antes del decimoquinto día [en luna llena], se habla […]

Categorías
Eihei Kōroku Volumen 5

La visión justa de la nieve profunda

La visión justa de la nieve profunda 408. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 5)   En esta época la nieve estaba cayendo, amontonándose en los picos de las montañas. (1) Para la gente que estudia la Vía, es difícil alcanzar la visión justa y difícil liberarse de las opiniones falsas. Incluso […]

Categorías
Eihei Kōroku Volumen 4

Gorriones y cuervos en el inmenso universo

Gorriones y cuervos en el inmenso universo 268. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 4) Cuando escaléis una montaña deberíais alcanzar la cima. Cuando os sumerjáis en el océano deberíais llegar al fondo. Si escaláis una montaña y no alcanzáis la cima, no conoceréis la inmensidad ilimitada del universo. Si os sumergís […]

Categorías
Eihei Kōroku Volumen 7

Escarcha añadida a la nieve

Escarcha añadida a la nieve 473. Discurso en la Sala del Dharma (Eihei Kōroku, Volumen 7) El alto ancestro del Monte Song [Bodhidharma] dijo: «Durante ocho mil años después de mi muerte, mi Dharma no se modificará ni siquiera un pelo, permaneciendo como era mientras yo estaba en este mundo». Nuestro Buda, el Tathāgata dijo: […]